.

.

cursos

sábado, 4 de febrero de 2017

Cómo es vivir con un árbol en casa



Cómo hacerle un lugarcito al árbol, en vez de podarlo. El desafío se presenta en distintas situaciones, desde viviendas familiares, restaurantes y locales a museos y hoteles. Convivir con un tronco en la cocina o el living es una experiencia particular, contemplada por los proyectos de arquitectura que declinaron la tala como opción.


Casa Frank. Mar Azul. Argentina:



Los arquitectos Luciano Kruk y María Victoria Besonías construyeron en el medio del bosque una casa de 87 m2. Se trata de una propuesta compacta, resuelta en dos plantas con el fin de ocupar la menor superficie de suelo y salvar la mayor cantidad de árboles del terreno. La planta cuadrada se recuesta en la pendiente y se genera un espacio exterior semi cubierto de doble altura atravesado por dos pinos imponentes, los protagonistas indiscutidos del proyecto.


Museo de la Educación por el Arte. Israel.



Apelando a la memoria emotiva de las tradicionales casas infantiles sobre árboles, los arquitectos Ifat Finkelman y Deborah Warschawski construyeron una estructura de madera con listones alrededor de un viejo pino para actualizar un espacio en el patio del Museo de Jerusalén. Por su ubicación, funciona como punto de encuentro para todos los visitantes. A través de una rampa de accesos, los chicos pueden esconderse en la estructura techada y rodear el perímetro del museo. También pueden entrar y salir de la estructura a través de un poste de metal con clavijas.


Hotel del Arbol. Suecia.



El estudio noruego Snøhetta proyectó una cabaña en la copa de un pino, a 10 metros sobre el nivel del bosque. Desde el estar suspendido entre los troncos se puede disfrutar de las espectaculares vistas a Laponia y el río Lule. La piel de madera carbonizada reviste el hotel de diseño, que cuenta con seis suites. Para facilitar el acceso, se construyeron rampas y hasta escaleras mecánicas.


Casa tubular. Kazakistán.



La vista 360° es la clave de esta casa invertida de vidrio construida por el arquitecto Aibek Almassov, de Kazakistán. Su estructura cuenta con paneles solares y potencia la relación con el entorno. "Salir de las cajas de hormigón y encontrarse con la naturaleza es el objetivo", dice Almassov.


Casa Vogue. Rio de Janeiro.



Diseñada por el arquitecto Alessandro Sartore para integrarse en el paisaje, la casa de este coleccionista de arte debía contar con un espacio para exhibir sus obras. Con la impronta de una galería, pero con la calidez de un hogar, el árbol central fue conservado. Se trata de un mango llamado Bethany y pasa a través de un hueco realizado en la losa del piso, con un diámetro de tres metros. El árbol fue clave a la hora del diseño, y se tuvo en cuenta la luz y la ventilación para su conservación.



Fuente:
http://www.clarin.com/arq/arquitectura/vivir-arbol-casa_0_rkZMrL0vg.html

martes, 31 de enero de 2017

Torre Patriotismo



Torre Patriotismo es un nuevo proyecto de core and shell para oficinas en Avenida Patriotismo 580, Ciudad de México. Este edificio brinda a los usuarios tecnología de punta, plantas eficientes, importantes ahorros en consumos de energía, así como una imagen vanguardista y atractiva tanto para el usuario como para el espectador, todo esto en base a una serie de criterios de diseño direccionados para obtener la certificación LEED.



El edificio es una torre de oficinas Categoría AAA, el área de construcción es 20,301.13 m2  distribuidos en 7 niveles de oficinas, una planta baja para comercio,7.5 niveles en subsuelo destinados a sótanos de estacionamiento y áreas de roof garden en azotea.





La morfología del edificio responde a la figura de largos bloques horizontales de extremos redondeados que, apiladas unas sobre otras, giran unos grados en dirección contraria al nivel que la precede para generar un desfase entre ellas. “Esto se convierte en un recurso positivo de diseño ya que contribuye a reducir los factores de ganancia térmica al interior por las áreas de sombra generadas con dichos desfases”, adelantan sus autores.



En  planta baja se ubica el acceso principal a los pisos de oficinas por medio de un lobby central de aproximadamente 118.00 m2, dicho lobby es el punto intermedio entre los dos núcleos de circulación vertical del edificio, el principal que consta de 4 elevadores, incluyendo el de servicio, dos escaleras de emergencia, núcleos de sanitarios para hombres y mujeres, así como una serie de ductos para el paso de la infraestructura del edificio. El segundo núcleo se refiere al que conecta los 15 sótanos de estacionamiento con planta baja, por medio de una zona de recepción, se podrá controlar el acceso a los pisos de oficinas.



La planta baja está integrada de 450m2  para locales comerciales, parcialmente está dividido en dos, los cuales pueden subdividirse a su vez en otros 2 logrando tener en total 4 locales de aproximadamente 112.00m2 cada uno con sus accesos posteriores independientes por las terrazas de acceso al edificio. Dichas terrazas son el resultado de la fusión de arquitectura del paisaje con materiales naturales que las hace funcionales y por ende rentables.

En la azotea del edificio se plantean áreas de roof garden, las cuales podrán ser para uso de los inquilinos o para eventos externos, proyectadas como espacios abiertos y flexibles que también podrían utilizarse para comedores o áreas de trabajo, deck exterior de meditación o áreas verdes.



La geometría del edificio tiende al seguimiento orgánico de las curvas, generando un desfase entre las losas de entrepiso, lo que más allá de la morfología del mismo se convierte en un recurso positivo de diseño que ayudará a reducir los factores de ganancia térmica al interior por las áreas de sombra generadas con dichos desfases. Por lo que el diseño toma en cuenta los máximos parámetros de eficiencia energética y sustentabilidad, para obtener la certificación LEED.

Con respecto a las fachadas y en base a un análisis energético se determinará que el edificio tenga algún sistema de control de asoleamiento que arroje los niveles de eficiencia energética óptimos.





Vidrio y metal, el carácter icónico de la envolvente, con sus losas desfasadas se ve reforzado por el particular empleo de los materiales aplicados repetitivamente en todos los niveles. Por un lado, el doble vidriado hermético, el cual representa una parte importante de las fachadas y, “aunque genera ganancia térmica, también permite el paso de un buen caudal de luz natural”, como admiten Baumgartner y Pulido.

El cristal representa una parte importante en las fachadas ya que generan ganancia térmica por lo que se buscara un aislamiento eficiente que genere un mayor ambiente de confort al interior. Es por ello que todas las fachadas están formadas con un muro pretil continuo que además de resaltar la estética del proyecto sirve para alcanzar el confort térmico al interior del edificio ya que reduce el porcentaje de fachada acristalada.

En el diseño de estas oficinas se contempló el tema sustentable tanto en operación como en el diseño teniendo bajos consumos energéticos, niveles de iluminación por debajo de la norma y estandarización de materiales.

Ficha técnica

Ubicación: Avenida Patriotismo 580, Ciudad de México
Proyecto arquitectónico: Estudio Space - Juan Carlos Baumgartner y Ramiro Pulido. 
Colaboradores: Marcos Aguilar
Asesor leed: Civita- Edificios Verdes
Proyecto de iluminación: LUA
Construcción: Alpha Hardin
Superficie: 1466 m2
Superficie construida: 20.301 m2
Año: 2016

Fuente: clarin.com